Gomitas dulces

Las gomitas o gominolas son debilidad de chicos y también de grandes. Las que se compran en el kiosco no son caras, pero ver la cara de sorpresa de mi nieta cuando saboreó las que habíamos preparado nosotros, con nuestras manos y con las formitas elegidas con tanto esmero, fue el mejor de los premios.

Lo que lleva:

2 sobres de gelatina de frutilla o cereza
2 paquetes de gelatina sin sabor
150 gr. de azúcar
Molde o cubetera de hielo con corazones u otro diseño (silicona)
200 ml de agua
Azúcar para rebozar las gomitas




-->

Cómo se hace:



1. Introducir la gelatina sin sabor en un recipiente con agua caliente para disolver. Cuando disuelta, volver al fuego y añadir el azúcar.

2. Remover la mezcla, añadir los sobres de gelatina de fresa o de cereza. Mantener el recipiente al fuego sin dejar de remover y sin que llegue a hervir.

3. Retirar del fuego así que esté todo bien mezclado.

4. Untar ligeramente el molde de corazones con un poquito de aceite o manteca.

5. Llenar los moldes con la gelatina y dejar que se enfríe.

6. Llevar a la heladera por unas 2 o 3 horas, aproximadamente, hasta que se endurezca.

7. Retirar de la heladera y desmoldar los corazones de gelatina.

8. Pasar cada corazoncito por el azúcar granulado. Y ya tendremos nuestras gomitas caseras y sanas.

También pueden hacer golosinas de otras formas, utilizando moldes para galletitas en formato de ositos, estrellas, etc.


¡JUANCHO Cocina!

Entradas populares