Ir al contenido principal

Destacados

Mini pizzas de verduras con pan de molde

Lo que lleva:

(4 personas)
150 g de rebanadas de pan de molde (4 rebanadas)
60 g de salsa de tomate casera
40 g de pimiento del piquillo
40 g de calabacín fino
20 g de pimiento verde italiano
20 g de pimiento rojo en tiras
40 g de cebolleta fresca
40 g de aceitunas negras
80 g de queso mozzarrella rallado

-->

Cómo se hace:

Esta receta es muy apropiada para elaborar con niños y hacer caras divertidas con la pizzetas. Aplastamos ligeramente el pan de molde y los niños pueden ir cortando con el cortapastas redondo las pizzetas.

Untamos cada rebanada con la salsa de tomate, espolvoreamos la mitad del queso rallado. Colocamos trocitos de calabacines, pimientos y aceitunas negras formando los ojos, nariz y boca, aquí dejamos libre la imaginación haciendo divertidas caras o figuras con los vegetales y terminamos espolvoreando con el resto de queso.

Introducimos durante 15 minutos en el horno a 180º C y luego 5 minutos más a 250º C. Servimos según en el momento que se gratine la superficie.


Maridaje con pastas

La pasta en si no nos dice nada, dependemos totalmente de la salsa con la que la acompañemos. // AUTOR: VINOS Y GASTRONOMÍA

Salsa boloñesa: Requerimos de un vino tinto, ya sea joven o crianza:

Salsa de tomate y verduras: Tinto joven o rosado para obtener la frescura de la truta. También podremos optar en algun caso por un blanco con cuerpo como un chardonnay o un pinot gris.

Pasta ligera, con mozzarella, orégano y aceite de oliva: Necesitamos un rosado que pronuncie sus sabores y aromas.

-->

Salsas marirenas, acompañados de mejillones: Dos opciones tenemos en este caso, nuestro plato quiere potenciar el sabor marinero vino blanco o espumante. Un vino blanco joven con todo el sabor y aromas frutales que se van a llevar de maravilla con nuestra salsa o bien un espumante que se armoniza perfectamente con ella.

Pasta fresca al huevo, con salsa cremosa y parmesano: Aquí de nuevo para gustos colores, pero eso si un vino rosado o un vino blanco joven.

SUGERENCIAS

Con salsa ligeras (bechamel, carbonara)
Blancos con cuerpos y viva acidez, jóvenes o con paso por barrica, rosados ligeros y frescos

Con salsas de carne o pastas rellenas de carne
Tintos de cuerpo medio jóvenes o media crianza

Con salsas de hortalizas o verduras
Rosados con buena acidez y con cierto cuerpo, tintos ligeros y suaves

¡JUANCHO Cocina!

Entradas populares