Ir al contenido principal

Destacados

Mini pizzas de verduras con pan de molde

Lo que lleva:

(4 personas)
150 g de rebanadas de pan de molde (4 rebanadas)
60 g de salsa de tomate casera
40 g de pimiento del piquillo
40 g de calabacín fino
20 g de pimiento verde italiano
20 g de pimiento rojo en tiras
40 g de cebolleta fresca
40 g de aceitunas negras
80 g de queso mozzarrella rallado

-->

Cómo se hace:

Esta receta es muy apropiada para elaborar con niños y hacer caras divertidas con la pizzetas. Aplastamos ligeramente el pan de molde y los niños pueden ir cortando con el cortapastas redondo las pizzetas.

Untamos cada rebanada con la salsa de tomate, espolvoreamos la mitad del queso rallado. Colocamos trocitos de calabacines, pimientos y aceitunas negras formando los ojos, nariz y boca, aquí dejamos libre la imaginación haciendo divertidas caras o figuras con los vegetales y terminamos espolvoreando con el resto de queso.

Introducimos durante 15 minutos en el horno a 180º C y luego 5 minutos más a 250º C. Servimos según en el momento que se gratine la superficie.


El por qué de los gorros de los cocineros

Ya saben y si no es así, les comento: soy asiduo lector de la Revista Muy Interesante, y allí han publicado este articulito por demás interesante. Se los transcribo...

Llevar gorro en la cocina es una medida higiénica, y el de forma cilíndrica y alta que está destinado sólo al chef es útil para refrigerar la cabeza ante el calor de los fogones.

Sin embargo, las razones principales de este curioso tocado parecen provenir de variopintas tradiciones.

-->

Hay quien dice que son originarios de los sombreros reales asirios; otros mencionan al papa Juan XXII, que nombró mostacero a un sobrino suyo en un rasgo de nepotismo y, para que le respetaran, mandó que se pusiera un aparatoso gorro.

Históricamente está documentado desde que lo usó el cocinero francés Carême, que fue chef de muchos poderosos del siglo XIX, como el príncipe de Talleyrand, el zar Alejandro I o los Rothschild. Él lo llamó “toque Blanche” y comenzó a utilizarlo adornado con flores doradas como signo de gran dignidad.

¡JUANCHO Cocina!

Entradas populares