Pato a la naranja

juancho cocina
El pato a la naranja es una de las recetas más tradicionales que existen a la hora de escoger esa carne no tan habitual para la mayoría como propuesta principal. De carne magra, con una coloración más oscura que la del pollo y con un sabor más agreste, el pato puede ser una interesante opción para aquellos que buscan otras maneras de saborear los diferentes platos de cocina. Por esta misma razón, aquí te presentaremos una receta que puede llegar a deleitar tu exigente paladar y a diferencia de otras formas de preparar el pato a la naranja, ésta (rescatada de un libro de cocina para principiantes) es de muy fácil preparación

Lo que lleva: (receta tradicional)

Un pato de 2 kilos sin las vísceras
Una cebolla grande
Una zanahoria
Tres dientes de ajo,
Medio litro de caldo de gallina
Cuatro naranjas
Una medida pequeña de cognac
Dos cucharadas de azúcar
Aceite,sal, pimienta, tomillo y salvia

-->

Cómo se hace:

Esta receta para hacer el pato a la naranja es ideal para ser realizada en una cazuela de barro o en una olla grande (tipos Essens). Primero debes trocear el pato y dorarlo en la cacerola con aceite, retirándolo luego de unos minutos. En ese mismo fondo de cocción debes colocar la cebolla finamente picada, los dientes de ajo y la zanahoria cortada en cubos.
Cuando finalmente esté a punto la cocción de los vegetales, añade el caldo de gallina, condimenta con sal, pimienta y hierbas, agregando además el jugo de dos de las naranjas que tienes para la preparación. También reincorpora el pato y deja que se cocine, añadiendo un poco más de líquido si fuera necesario.

Mientras tanto, debes poner a calentar el cognac con los gajos de las otras dos naranjas restantes. No dejes que hierva y sobre el final añade también un poco de azúcar a la preparación.
No olvides de servir el pato con su salsa de cocción y además unos gajos de naranja con cognac.

Puedes acompañar con la guarnición que tu desees, ya sean papas, purés de vegetales o algún arroz, respetando que sea un acompañamiento más bien suave y que no contraste demasiado con el agridulce de la receta principal.

¡Que lo disfruten!
¡JUANCHO Cocina!

Entradas populares